Qué pasa cuando los negocios no funcionan

Hay personas que han intentado ser empresarios-as o por lo menos tener por ahí lo que muchos llaman “negocios”, pero ¿Qué pasa cuando los negocios no funcionan? Esta si que es una gran pregunta y la voy a responder desde mi punto personal, puesto que sé lo que es dirigir una empresa aunque no era grande que se diga pero de igual, tenía 24 empleadas más que suficiente para ello.

Muchas personas creen que tener un negocio como ellos lo llaman, es solo de tener algo de dinero, un local, y algo que vender como punto de partida y que justamente eso es lo que hace que algo así se caiga, aunque admito que conozco historias de primera fuente en que han empezado con casi nada pero eso es otro tema.

Cuando un negocio cae

Qué pasa cuando los negocios no funcionan

Esto se da porque intervienen otros aspectos que son más personales que de práctica como muchos lo hacen, que en sí es lo que está mal en esta clase de actos por ganarse dinero. Ahora hay que admitir que es muy poderosa la necesidad que el mismo hecho de ser un empresario o negociante.

Los negocios son como los juegos de azar, esto es que si entras en el juego por el deseo de sacar dinero, que está muy bien, pero el problema está en que ese mismo deseo tú no lo dominas, ¿Por qué? Por el hecho que el deseo que tienes encierra un sentimiento y que al no estar preparado, te pones nervioso que justo es lo que no se debe hacer.

Por eso es que al inciar en un local están tan deseosos-as de ganar dinero, que están pendiente a qué hora llega el primer cliente, que aunque parezca mentira es en esos momentos en que el tiempo se confabula para que todo se demore, que hasta el cliente demora en aparecer.

Hagan la prueba con algo que les guste hacer, que estén a gusto, ¿Qué pasaría? Que sin darte cuenta, el tiempo ha pasado volando y es ahí que recién te das cuenta, que no es lo mismo cuando estás nervioso-a y no quieres que el tiempo haga que todo pase con lentitud, pues es eso lo que pasa.

En mis tiempos de empresario tenía un grupo grande de clientes que les gustaba jugar todo juego de azar, al comienzo admito que me ganaban en todo porque no sabía, pero una vez que me di cuenta cómo es el juego y de por qué había jugadores que muy rara vez perdían, es que entré de lleno y hasta que me retiré, siempre gané.

Todo está en la forma en que uno entra en los negocios, hasta para vender algo por simple que sea que no tiene que ver con el precio, si lo haces con tranquilidad, sin pensar en que el plan es vender, solo es ofrecer sin pretensiones ni expectativas pero haciéndolo de la mejor forma como si lo que haces para ti solo es una distracción.

Si lo haces así, todo producto que esté en tu local será vendido y si no lo es, por lo menos tiene un elevado porcentaje que lo comprarán en otro momento. En cambio, lo que hacen es todo lo contrario, al punto que hay personas que atienden al cliente hasta con formas poco aceptables que es una razón por la que la gente no regresa.

Ahora, cuando por la necesidad hicieron lo que pensaron que estaba bien, perdieron hasta lo que iniciaron al punto que con resignación, cierran lo que creyeron les iba a sacar de la pobreza, pero como en muchos casos, piensan que el lugar es el culpable, que en el sector no hay clientes o simplemente no era el negocio indicado para ellos.

Si no quiere aprender no insista

Esto se da porque en muchos casos, la gente que ha cerrado un local porque para ellos no sirve, de pronto se les “abre la inteligencia” y ven otro punto de apertura de un nuevo  “negocio”, que desde luego entran todos eufóricos porque ven que con ellos harán un gran negocio para arreglar su vida.

Pasa un tiempo y de pronto se dan cuenta que no funciona como esperaban, que de forma automática empieza el proceso de desacreditar a todo menos a lo que han hecho. Esto en muchos casos se repite una y otra vez, sin tomar en cuenta que hay una máxima que dice: “Si lo que haces te da un mismo resultado que no conviene, ¿Por qué lo sigues haciendo?”.

Que generalmente es lo que hacen, repetir el mismo proceso así lo que hagan en un intento por ser negociantes, es igual a lo que hicieron en la vez anterior pero para ellos, es diferente que es lo que hace que sigan haciendo tonterías por lo que se ven obligados a cerrar. Esto lo he visto en personas hacerlo por más de 15 intentos.

Al menos en mi caso no voy a negar que en muchos negocios como le llaman, si los he cerrado pero en mi caso  en todos los que he estado si me han funcionado, pero si esto es así, ¿Por qué los cerré? Las razones no tenían que ver exactamente con lo que hacía para ganar dinero sino, con lo que hacía con mi vida personal que lamentablemente arrastraba o involucraba con lo que hacía para ganar dinero.

Qué pasa cuando los negocios no funcionan

Cuando alguien ha entrado en consciencia sobre lo que ha hecho y bien mal, no le queda otra opción que ser alguien que no necesite dar órdenes a otras personas ni que tenga que ver con manejo de dinero, que desde luego tiene mucho que ver con lo que hace o decide hacer como negociante.

Esto es que por obligación debe quitarse de la cabeza tener un local para un nuevo intento de querer ser empresario-a, por otro lado en vista que no ha podido ni siquiera intentó aprender, para poder hacer mejor las cosas que necesitó en su momento, queda el plan “B”, ser empleada-o.

Esto no quiere decir que ahí termina su camino como persona deseosa de tener su pequeña empresa, al contrario y es más lo veo como un paso de humildad, ¿Por qué? Por el hecho que aceptó que no sabe ni un pio, para querer ser alguien que no es y de paso, entra en el aprendizaje gratis solo por el hecho que le pagan por aprender aunque esto no sabe el que lo contrató.

En cierto modo es de suponer que no le van a dar el puesto de gerente porque sería el peor error, ya que si no pudo con algo que le pertenecía, ¿Qué puede decir que lo hará con algo que no le cueste? Desde luego que todo correría por cuenta del dueño de la empresa porque él o ella solo es la empleada.

Negocios que no producen

Qué pasa cuando los negocios no funcionan como se quiere

Esto quiere decir que solo entrará como un aprendiz en lo que sea pero aprenderá para empezar a trabajar bajo un mando, que muchos no tienen idea de lo que es. Ahora, si en los intentos que ha hecho para ganar dinero con un pequeño negocio, por decir ha sido de comida, ¿En que trabajaría para aprender a cómo llevar un negocio?

Desde luego que la necesidad es tremenda y más cuando hay que pagar cuentas, pero sería absurdo que al buscar trabajo acepte algo como en papelería o mecánica y esto solo como ejemplo, ¿Por qué? Por el simple hecho que alguien que intentó y no pudo, siempre tendrá esa espina que incará por años mientras no se la saque.

Entonces si esto es así, ¿Cómo se puede sacar esa espina? Esto es simple, si lo quiere hacer entonces entra la humildad si es que no quiere aprender de alguien que si le puede enseñar en menos tiempo, por lo tanto, lo que hará es buscar empleo en negocios como los que ha intentado ganar dinero y no pudo.

Esto es que si era en comida, pues en eso debe trabajar hasta por lo menos asegure el conocimientos necesario y de ser así, se debe ser en lugares que sean reconocidos como buenos en la comida. Todo es válido cuando se trata de aprender y más cuando el ego está hecho pedazos y lo mejor que se puede hacer es que se quede ahí pero tranquilo.

En conclusión: ¿Qué pasa cuando los negocios no funcionan? Lo que queda es una simple acción de humildad, al menos para empezar, debe reconocer que no sabe lo que debe para tener una gran utilidad en lo que haga para ganar dinero, solo así dará el paso necesario para aprender aunque para esto tenga que ir de empleado-a.


Si tienes alguna pregunta, has tu consulta por medio de un comentario que será respondido inmediatamente



Suscríbete a mi blog

Qué pasa cuando los negocios no funcionan was last modified: Septiembre 14th, 2016 by Roberto

Leave a Reply