Los riesgos en la organización de la empresa

Los riesgos en la organización de la empresa pueden ser muy elevados, al menos si el empresario es el causante de los problemas. Ahora me dirán que el empresario nunca va hacer eso en su contra y tiene razón, pero cuando la causa es la ignorancia, es otra cosa.

Mala organización empresarial

Los riesgos en la organización de la empresa

Cuando la ignorancia es poderosa, da libertad para que sus sentimientos den paso a la ambición, esta sin tener ningún obstáculo, avanza como una avalancha sin darse cuenta que hay cosas en su camino que no debe arrastrar.

En el caso del empresario, al menos cuando es ambicioso deja de ver lo que está en su delante, el cual es muy importante, esto es la organización.  En el afán de querer ganar más, lo que ve es solo el dinero que ingresa, más no el que sale.

Ahora, ¿Es posible que alguien no se de cuenta que gasta mucho dinero? Si es posible, incluso si dicho ingreso no es muy bueno, pueden llegar a la quiebra y no se darán cuenta de por qué lo sucedido, solo pensarán que alguien es culpable menos el empresario.

Por lo general la causa de esto es el miedo a tomar decisiones, que se originan por temor a perder algo que para esta persona sea hombre o mujer, es lo más importante para su vida incluso más tiende a ser en lo sentimental.

Hay casos de empresarios que por una mala cabeza, dejan que su pareja sentimental entre en la empresa, sin aclarar que es él como empresario-a, el que toma las decisiones sin oportunidad de ser removidas.

En si no es problema si solo está para ayudar, lo que se entiende alguien como asistente lo cual es lo mas idóneo, ya que al haber sentimientos personales, hará que su labor sea de lo mejor, desde luego que cuidando los intereses de los dos.

Ahora, si esto es así, ¿Entonces por qué suceden los riesgos en la organización de la empresa? Esto se da cuando dicha persona que se supone que entra para cuidar los intereses de los dos, se dedica a tomar sus propias decisiones con autoridad.

Esto quiere decir que en vez de haber un empresario, hay dos, por lo tanto, la empresa se divide aunque no lo quieran, ocasionando un descontrol en la organización. El punto en esto es que los dos quieren lo mismo, dinero.

Lo más recomendable es que la pequeña empresa se divida y cada quien por su lado, lo cual sería lo mejor porque cada uno tiene servicios diferentes, por lo tanto, no afecta para nada pero eso no le conviene a uno de los dos, ¿Por qué?

Esto es simple, porque el que se supone que es el que da las órdenes, es el que pone el dinero para todos los gastos, por lo tanto, no es recomendable si al menos la intención es captar la mayor cantidad de dinero en el menor tiempo posible.

En una empresa así puede suceder cualquier cosa, desde falta de respeto, pérdidas de dinero por malos gastos sin justificar, pagos exagerados a empleados sin que sea de mérito (esto se da cuando uno de ellos es el gancho para cualquier acción).

Con todo esto que solo es una  muestra, ¿Por qué siguen juntos? Pueden ser muchas las razones paro la que más brilla en este caso, es que en alguna manera, el que dirige está muy convencido-a que está bien.

Ya expliqué en otros artículos que por lo general, esto sucede en pequeñas empresas que si mueven mucho dinero, por esto es que la persona que está a su lado entra con la ambición de hacer lo suyo, aunque no importa cómo lo haga.

A esto se llama serruchar el piso que si no fuera porque el ingreso de dinero es grande, la pequeña empresa se va la piso sin pena ni gloria (ya me pasó una vez) y el tiempo para ello, suele suceder en pocos años dependiendo de si no hay cambios favorables.

¿Qué no se debe hacer?

Para empezar, no debe haber dos directores, empresarios o jefes que den órdenes a menos que cada uno tenga su espacio establecido. En ninguna parte verá que una nave tenga dos capitanes y la empresa es así.

Lo mismo sucede con el hogar incluso la iglesia tiene una organización tan bien establecida como si fuera una casa, ahí solo manda una persona  y si no sucede así, es hora de hacer cambios importantes.

¿Qué se debe hacer?

En este caso se toman medidas igual como si fuera un barco en alta mar, se corrige el problema cortando de raíz su origen, lanzando por la borda a los que participan del hecho o en su debido lugar, se lo arresta perdiendo todos sus derechos de mando.

Esto es por sentido común que no pueden estar en un mismo lugar, dos personas que tienen diferentes puntos de vista cuando solo hay una sola decisión tomada por un regente y nada más. Piense bien ya que los riesgos en la organización de la empresa, son muy peligrosos para su desarrollo comercial.


Si tienes alguna pregunta, has tu consulta por medio de un comentario que será respondido inmediatamente



Suscríbete a mi blog

Los riesgos en la organización de la empresa was last modified: Diciembre 3rd, 2016 by Roberto

Leave a Reply