Lo Malo Del Producto De Segunda

En el mundo empresarial se puede encontrar empresas de todo tipo y la calidad de lo que producen, que por lo general es de acuerdo al mercado que quiere llegar. En algunos casos se fijan por lo que ellos creen que es y no por lo que es.

La segunda calidad

Lo Malo Del Producto De Segunda

En algunos artículos ya he escrito algo sobre la calidad del producto e incluso sobre el control de calidad, dando mi punto sobre lo que es tener calidad antes que cantidad. Muchos creen que la cantidad a menor precio es un mercado excelente pero eso depende.

Si un empresario llega a la conclusión que lo que debe producir es de una calidad deficiente, esto no quiere decir que él sabe que es así, lo que sabe es que eso es lo que quiere producir porque así es el entendimiento de su entorno.

Esto se puede explicar con un ejemplo personal, ya que lo pasé porque de un momento a otro, buscaba la forma de cambiar el tipo de producto que producía. Lo que fabricaba era uniformes de trabajo y ya estaba cansado porque todo circulaba en torno a un contrato.

Desde luego que esto era por año y cuando se terminaba, había que esperar para empezar otra producción, o sea, otro contrato. Eso era que no me gustaba ya que había días que no se hacía nada. Nunca tuve reclamos ya que todo era de calidad superior.

Ahora cuando pensaba en que meterme para estar todo el tiempo ocupado, trabajando, se me ocurrió que se podía hacer prendas pequeñas y así de broma en broma, ya estaba metido en la ropa interior, ¿De qué calidad era? La mejor, nadie podía competir en calidad.

Ahora, ¿Por qué fabricaba ropa interior de calidad? Lo hacía porque ya tenía escuela sobre lo que hacía con los uniformes, esto quiere decir que nunca tuve la oportunidad de pensar en hacer algo de segunda, si lo hacía era fijo que iba a tener problemas.

Los trabajadores no tienen sentimientos en el momento en que se dan cuenta, que lo que reciben es menor a lo que supuestamente les dan, no están pensando si hubo una razón o porque fue lo mejor, simplemente reclaman y la forma es de lo peor.

Por esto es que al cambiar de producto buscaba producir lo mejor que se podía, incluso con los mejores materiales. Ahora es diferente cuando no se sabe y su entorno fue debajo de lo normal, ya que eso es lo que piensa, eso es lo que dice y hace.

El resultado de este pensar es que se llega a la decisión de producir productos de segunda calidad, aunque el trabajo sea de primera. Muchos creen que un producto de segunda quiere decir que tiene fallas de fabricación, no es así.

Un producto de segunda es que está compuesto de materiales de mala calidad, aunque su apariencia sea de primera. No se debe confundir con productos de rechazo que suelen vender como de segunda, dañando así la imagen y calidad de la marca que si es de primera.

Lo malo del producto de segunda calidad es que tiende a perderse con el tiempo, lo mismo pasa hasta con almacenes que no cambian de acuerdo a los avances, no se actualizan y si en un tiempo fueron el éxito, después pasan a ser olvidados.

Con esto de la noche a la mañana la gente deja de entrar y peor a comprar, ¿Por qué? Porque hay otros que ofrecen algo nuevo en cuanto a imagen y productos. Lo mismo pasa con lo que uno llega a producir, que por el precio se vende pero cuando aparece otro igual, se deja de vender.

Una observación válida

Algo que puede ser muy útil para aquellos que siguen con el pensar, que producir productos de segunda es una excelente idea, tanto por el costo de producción y por las ventas que se pueden hacer más rápido (al menos eso se cree).

Esto le puede funcionar siempre y cuando emplee lo que hacían los mercaderes de la antigüedad, aparecían de un momento a otro ofreciendo el producto “Increíble” y lo vendían sin pensar dos veces, después se iban a otro pueblo o ciudad.

Lo que se entiende que si va a producir algo de segunda, lo puede vender sin problemas de pueblo en pueblo, es decir, ventas de oportunidad y después si la gente lo acepta, siempre habrá alguien que vea un negocio en lo que vende.

Por esto, usted nunca ofrece porque los comerciantes lo buscarán y compraran para ellos ofrecer a los demás. De esta manera nunca estará al frente del negocio con los consumidores directos. Lo malo del producto de segunda es que hay que saberlo vender.


Si tienes alguna pregunta, has tu consulta por medio de un comentario que será respondido inmediatamente



Suscríbete a mi blog

Lo Malo Del Producto De Segunda was last modified: Diciembre 2nd, 2016 by Roberto

Leave a Reply