La recompensa en los empleados

El castigo o la recompensa en los empleados, es un sistema que está quedando caduco ya que los tiempos cambian de una forma muy rápida. Es de notar que aún en algunas partes del mundo lo siguen practicando, puesto que no conocen otros medios factibles para ello y por lo tanto, lo usan como una estrategia efectiva.

Es de notar que en las empresas y yo no me quedo atrás aunque eran otros tiempos, se tenía como costumbre de que si un empleado no producía lo que se requería, pues simplemente se lo despedía sin pena ni gloria, al menos en mi caso, ni siquiera me acercaba y lo que mucho podía hacer es girar un cheque y se lo daba a la jefa de ellas y chao.

La recompensaEn este caso, era el castigo el que practicaba y la recompensa solo lo hacía con una sola persona, la cual era la que las dirigía como su jefa y si funcionaba, al menos con ella si. Ahora, y en estos tiempos se ha demostrado que ni siquiera la recompensa es la más viable para poder llevar bien una empresa.

El problema es que cuando se efectúa un control mediante la recompensa, con el tiempo se puede convertir en algo muy pesado para el empresario, esto es porque toda persona tiende a la costumbre y si esto sucede, no habrá nada en la tierra que los haga cambiar de idea, de que deben hacer su trabajo por amor a ello y no por una recompensa.

Si el empresario comete el error en decirles que si cumplen con una cuota establecida, él les dará por decir, un bono de una cantidad fija, bueno, hasta ahí no hay nada malo pero, ¿Qué pasa si no lo hacen?

Simplemente no son tomados en cuenta pero ese no es el problema, el problema se hace cuando el trabajador por ganarse ese bono trabaja a presión. Al menos todos sabemos que trabajar a presión no es nada recomendable ya que ahí, es cuando se cometen más errores.

Suponiendo que si lo hacen y la primera vez, bien, la segunda vez, posiblemente bien, la tercera, hay un retraso y nadie entiende por qué si la recompensa en los empleados funciona en todas partes.

La explicación es que cuando alguien se acostumbra a ser recompensado, con el tiempo y que no es tanto se le llega a ser como algo de rutina que ya no les satisface, esto origina que quieran más en la próxima recompensa y lo peor, es que ya no quieran hacer cualquier cosa, aunque sea parte de su trabajo si es que no hay la dichosa recompensa.

Con esto queda por sentado que la recompensa no es nada conveniente, posiblemente pueda haber funcionado en otros tiempos pero, todo cambia o evoluciona y eso es lo que hace cambiar la mentalidad muy pobre de las personas.

Castigo o la recompensa en los empleados, según mi punto de vista, ninguna de las dos. Hubo un caso en una empresa de metales en un país del norte, en la  cual se trabajaba en dos turnos.

El turno de la mañana tenía por costumbre producir 100 toneladas métricas, el turno de la noche siempre hacía menos por el cansancio y la mala noche, bueno esa era la costumbre de responder, el caso es que producían menos.

Un día al empresario se le ocurrió aplicar la recompensa en los empleados ya que el castigo no era efectivo, siempre había resentidos y esto no le convenía al empresario, el caso es que le dio muy buenos resultados pero de pronto, el personal empezó a producir lo mismo que estaban haciendo en otros tiempos.

El empresario no sabía que hacer y por ello contrata a un nuevo capataz, este estudia el caso y acepta el trabajo, con ofrecimientos de que él iba hacer que la gente produzca más, sin pagarles ningún incentivo económico, ¿Cómo era posible que sin pagar más iban a producir más? Pues lo hizo de una forma muy sutil y sin presión y sin presentarse.

Lo que hizo fue que en el momento en que se retiraba el personal de la mañana, toma unos minutos en que el otro turno tome su lugar y en ese momento, este señor llega al punto de producción y pinta en el piso 110 T.

La pregunta era ¿Que significa esto? Alguien por ahí dijo “Esto significa que el turno de la mañana ha hecho más que nosotros y nos ha pasado con 10 toneladas” ¿Que se creen ellos, que son mejores que nosotros?

Ese grupo trabajó con la consigna de que ellos son mejores que los de la mañana y al irse a sus casas, pintaron en el piso 120 T. Bueno pienso que está más que claro que el grupo de la noche, se motivó movido por un desafío.

Ellos sin querer, hicieron que los de la mañana se motivaran y así se convirtió en un circulo vicioso, el resultado de esto fue que la empresa creció y se convirtió en las más poderosas de EE.UU. Con esto está claro que la recompensa en los empleados no funciona.


Si tienes alguna pregunta, has tu consulta por medio de un comentario que será respondido inmediatamente



Suscríbete a mi blog

La recompensa en los empleados was last modified: Diciembre 13th, 2016 by Roberto

Leave a Reply