La lealtad de los empleados

La lealtad de los empleados es algo que no se consigue con facilidad, aunque muchos piensen que no es tan importante por el hecho de que se les está pagando. En realidad hay algo de cierto en esto y eso es que todo trabajador entra en una empresa por ganarse su dinero, lo que se entiende que no entra para demostrar lealtad a nadie.

En eso estamos de acuerdo, pero hay algo que muchos empresarios se olvidan y esto es ser una persona con carisma, que en palabras simples es  caer bien a todos aunque a veces es difícil ser monedita de oro para todos pero se puede hacer el intento, tomen en cuenta de que la empresa sin los trabajadores pasa a ser nada.La lealtad

Ahora, ¿Cómo se consigue la lealtad en los empleados? En este caso voy a explicar lo que hice en mis tiempos de empresario aunque eso fue hace un tiempo pero, las personas siguen teniendo el mismo fin que es conseguir dinero para llevarlo a su casa, por lo tanto, siempre van a estar a expensas de una empresa.

La gente que trabajaba para mí en mayor porcentaje eran mujeres, los pocos hombres que trabajaban se dedicaban a trabajos más de impresión textil en cambio las mujeres todas eran costureras en promedio de 20 que rotaban en tres turnos, esto era porque el lugar de trabajo no era grande que se diga pero nos acomodábamos.

La mayor parte de la gente tenía sus problemas, así como sus alegrías sin dejar de lado sus sueños y momentos de buen humor, por lo tanto, lo que hacía era ser parte de la vida de ellas y en lo posible trataba de darles ayuda en lo que estaba a mi alcance, esto originaba una confianza de que sentían que podían confiar en mí.

Al menos nunca traicioné su confianza incluso así haya tenido que despedirlas, esto hacía que la gente confíe más y eso no era todo, siempre me acordaba del día de su cumpleaños de cada una y como era una sorpresa la cual solo lo sabía mi supervisora, pues se la sorprendía a la persona con una torta y una vela con signo ¿ ?

Esto era un punto de risas que siempre era tomado con agrado, esto se hacía en momentos una o dos horas antes de parar la obra, se bailaba, comía, reía y hasta si alguien más atrevido decía, “Esto hay que celebrar” ahí empezaba la fiesta pero solo por dos horas, el punto era que el otro turno entraba y no se podía parar la cadena.

El caso es que siempre estuve pendiente de todos los trabajadores ya sea con consejos porque eso era lo que más pedían o en el trato personal, nunca insulté a nadie ni hable mal de algún trabajador peor si ellos estaban presente. Tenía costumbre de acercarme a los trabajadores y preguntarles ¿Cómo se sienten?

Todo esto es fácil de hacer, solo hay que sentirlo cuando se lo hace ya que usted no puede ser hipócrita delante de ellos porque solo se necesita de que uno se de cuenta y usted está perdido, ha ganado antipatía y eso no se quita fácilmente. Recuerde que la comunicación debe ser congruente y esto es que lo que dice con su boca, su cara debe decir lo mismo. La lealtad de los empleados es un arma de doble filo.


Si tienes alguna pregunta, has tu consulta por medio de un comentario que será respondido inmediatamente



Suscríbete a mi blog

La lealtad de los empleados was last modified: Diciembre 2nd, 2016 by Roberto

Leave a Reply