La imagen del producto

Hay mucha gente que le gusta enseñar lo mejor que tiene y si es por medio de una foto mucho mejor, desde luego que para sacar una buena foto se necesita la mejor posición, es decir, mostrar nuestra mejor imagen de quién deseamos que crean que somos.

Lo mismo sucede con la imagen del producto que nos proponemos a vender. La imagen del producto es un punto muy importante, tanto que estamos diciendo quienes somos como empresarios, por lo tanto inconscientemente le estamos diciendo que confíen en los productos que ofrecemos.

La imagen

La imagen del producto

Hay casos en que el contenido no es en sí algo especial pero la imagen convence de que sí originando más ventas. El producto debe mostrar frescura y desde luego, que es parte de la imagen la cual no debe mostrar indicios de maltrato ni de manipulación.

Quedando bien sin que muestre el aspecto de un producto viejo. Un producto con fallas en su etiqueta o presentación es una señal de mala imagen, lo cual corre el riesgo de que los otros productos, sean mal visto aunque el contenido sea muy bueno.

En esto no hay variación de si el producto es grande o chico, puesto que una mala posición en algún punto de venta, sea esta una estantería o un espacio en algún lugar igual afecta en su imagen.

Tomen en cuenta de que solo se habla de lo exterior porque hay productos que no se pueden examinar por dentro como son todos los que se elaboran y vienen en presentación de empaque sellado.

Este es el caso de la ropa que puede ser manipulada por el cliente por lo tanto se pueden dar cuenta de alguna falla y ser devuelta, perdiendo así la imagen del producto y de la empresa la cual la representa como producto de calidad.

En mi época de fabricante, mantenía un grupo de personas que se encargaban del control de calidad pero aun así se pasaba algo por las narices de ellas. Era un poco vergonzoso tener que esperar dos meses para cobrar el cheque.

En vista que en este país existen empresas que se las llama “Quiebra empresas” porque aparte de que trabajan con capital ajeno (ya que no es su mercadería síno del que la produce y no ha sido cancelada), se dan el lujo de poner ellos el plazo de dos meses para cancelar.

Como no había una comunicación de parte de ellos con los fabricantes, uno como empresario creía que todo estaba bien  y por tal, se acercaba a cobrar pero resulta que solo hay un día a la semana y una o dos horas en que abre la caja.

Sí no alcanzabas tenías que esperar para la otra semana y en la realidad ese no es en sí el caso. Cuando regresabas te encontrabas con la sorpresa de que había devolución, ¿Cuál era la razón? Pues que el control de calidad había fallado en el producto.

Eso significaba un mes más de espera, aparte de que perdías tiempo pasabas vergüenza, porque lo anuncian delante de los demás cobradores de las competencias. La imagen del producto es la imagen de la empresa y es igual si vende artículos o vende servicios.

Los clientes son personas que piensan aunque su proceso sea diferente y en todo el mundo es así. Hay productos que necesitan otra clase de imagen ante el público, es decir, hay que ser más descriptivos y con mucha más razón, si la imagen del producto es presentada en la red, en folletos o revistas.

En este caso dar la imagen con señalamiento en texto de que es lo que presentan y por qué deberían comprar, desde luego que resaltando lo más importante. Hay una relación entre lo que puede significar el respeto y la imagen.

En este caso la relación es que dependiendo de la buena imagen que tenga de su producto, es el respeto que usted siente para con sus clientes. Todo reducido en una sola frase como es la imagen del producto.


Si tienes alguna pregunta, has tu consulta por medio de un comentario que será respondido inmediatamente



Suscríbete a mi blog

La imagen del producto was last modified: Diciembre 6th, 2016 by Roberto

No Responses

Leave a Reply