La clave para tener don de mando

Es indudable que el dinero da poder pero eso no quiere decir que tenga don de mando, ya que esto no se lo otorga por fuerza, sino, por conocimientos, habilidad y carisma. Por esto es bueno hacer la pregunta, ¿Se puede aprender la clave para tener don de mando?

La respuesta es simple, sí se puede pero para aprender se debe ser consciente sobre lo que se debe hacer, que si es una persona que ansía tener el don de mando solo para poder tener dominio hacia los demás, que eso quiere decir, manipular, es difícil que lo pueda aprender.

Como tener don de mando

La clave para tener don de mando

Ahora si por ahí alguien me dice que todo se puede aprender, en esto sí es verdad pero solo quedaría en aprendizaje igual como conducir un vehículo, o aprender a disparar. Esto no quiere decir que aprobando los estudios ya sea un conductor capacitado y así podrá conducir como un piloto de fórmula.

Al igual que si aprende a disparar, esto no lo convierte en un experto, solo sabe que se aprieta el gatillo y sale el proyectil y hasta es posible que lo haya hecho en algunas ocasiones, pero no es un experto en matar ya que ese es el fin del arma, aunque muchos aducen que solo es para prevenir que alguien se acerque.

De igual forma es ser un líder ya que solo uno así, es que puede tener don de mando y por lo general esto no se estudia aunque si se puede aprender. Es muy posible que haya visto por ahí cursos de empresas que dicen “Aprenda a ser un líder” o “Le enseñamos a ser líder”, cuando eso no se aprende porque se nace.

Lo que pasa es que muchas personas no saben que lo son, pero cuando aprenden lo esencial (como es el buen trato hacia los demás, tener seguridad en lo que se dice que solo se lo adquiere con el conocimiento, que no es lo mismo que alguien quiera enseñar a ser líder), es fácil para esa persona pararse delante de los demás y dirigirlos sin problemas.

Muchas personas te pueden decir que hagas esto y aquello pero, ¿Tienes lo que hace que puedas dar una orden mirando a los ojos y con tranquilidad porque sabes que si se hará? Justamente eso es lo difícil de aprender porque por lo general ya viene en la persona y si quiere ser uno parecido, aunque no igual a un líder, le tomará mucho tiempo.

¿Un Líder nato?

Esto lo comprobé cuando apenas tenía 14 años, en la época en que siempre había huelgas en los colegios, por el cual ya era normal que en una semana haya una por una supuesta protesta, hacia el gobierno de ese tiempo. El punto en esto es que todo quedó en nada y cada uno se iba por su camino a su casa.

Cuando caminaba hacia mi casa, pasé por un parque en el cual había un grupo de estudiantes que estaban mirando algo y todos estaban concentrados, al menos no me imaginaba que era una revista para adultos lo que tenían ahí, por el cual me acerqué. En ese momento uno de los estudiantes tenía una bomba lacrimógena en sus manos que no había detonado.

Para esto me puse a conversar y llegamos a la conclusión que habían muchos jóvenes que se habían quedado en el parque sin tener a dónde ir, para esto se me ocurre la idea de que había gente como para hacer una huelga, como ya tenía experiencia de lo que se debía hacer, le digo al estudiante que me preste esa bomba.

Desde luego que no me la quiso dar pero le dije, “presta un rato y vamos a sacar  a los estudiantes de un colegio que está a dos cuadras”, para este joven fue como darle un chocolate, al menos yo lo hacía solo por molestar sin la intención de hacer lo que dije. Este joven acepta lo que le digo y empezamos a caminar y todos los niños que estaban en ese momento nos siguen.

Esto llamó la atención a otros que se acercaban y los demás seguían como borregos hasta que alguien preguntó, ¿A dónde van? Que era una buena pregunta y que la respuesta la debía dar el dueño de la bomba (que no servía), pero se quedó mudo y pálido sin saber qué decir. Esto lo aproveche y empecé hablar dando mis tontas razones para ir a donde yo iba.

Por esto para ir para allá necesitaba que todos vayan conmigo el cual todos me miraban con atención, que con un solo ademán dando la ruta del camino, empecé a caminar y ¿Qué creen que pasó? Detrás mío había cerca de 200 estudiantes gritando consignas, que ni siquiera sabía de dónde salieron tantos muchachos.

Llegamos al dichoso colegio y yo como todo un líder daba órdenes a uno y otro lo que debían hacer, que nadie protestó y para el colmo, al dueño de la dichosa bomba, le ordené que llamara a alguien que cuida la puerta del colegio para que le diga que abra y deje salir a los estudiantes.

Desde luego que esto se volvió un caos porque unos que sí y otros que no y los de mi grupo tiraban piedras hacia dentro del colegio, yo, miraba desde una distancia prudente, algo que aprendí de mis compañeros que eran expertos en hacer huelgas, ¿Por qué? Porque siempre llega la policía y se llevan a los que están más cerca del lugar del problema.

Para esto miraba los resultados de hablar con seguridad, decisión y sin temor a lo que digan los demás, que desde ese mismo momento me di cuenta de cómo la gente es manejable en especial, cuando no tienen algo en su cabeza que diga que está mal o por lo menos el peligro que puede haber si hacen algo que no está bien.

La clave para tener don de mando

El don de mando es lo que hace que los demás hagan lo que uno dice sin que esto tenga que pasar por una dominación, ahora en el caso de que no tenga por defecto ser un líder que tenga el don de mando, puede hacer algo que se le parezca y tal vez, con el tiempo ya se quede como una actitud que es lo que se hace en automático.

Como está escrito más arriba, es difícil que alguien que no sea tranquilo, pero que sí sea gruñón, patán, imponente o peor agresivo quiera tener don de mando, por el mismo hecho que una parte de la persona que debe ser natural y que si no lo es, sí puede aprender, esto es que debe sonreír con naturalidad, pero si es como lo señalo, es difícil que lo haga o que lo aprenda.

Sonreír: esto lo debe hacer en automático y por esto, es una actitud que se aprende y que si desde muy niño no pudo, pues para que lo haga debe ir practicando en soledad, ¿Cómo lo puede hacer? Lea chistes, vea películas del género de humor y si no le parece chistoso, pues aprenda a verlo así. No necesita que se ría a carcajadas porque solo se trata de ser agradable.

Lectura: esto es necesario ya que solo así usted podrá decir o responder algo que no le agrade, pero de una forma que no agreda a los demás. Aunque no lo parezca pero una persona que lee puede destruir a otra solo con palabras bien puestas en una frase, pero este no es el fin de la lectura, porque se trata que pueda hablar con fluidez.

Desde luego que a más lectura la persona tendrá más tranquilidad en su estar por el simple hecho, que tiene recursos en su mente sobre lo que esté pasando en su vida y de como seguir caminando sin temer a posibles obstáculos, porque sabrá qué hacer, su mente se lo dirá.

Esto en sí no quiere decir que tenga que aprender exactamente de todo, porque el que tiene don de mando siempre tendrá alguien a quien dar esa orden, porque se supone que el líder es el que guía, dirige y abre camino para los demás aunque esto en la realidad, los que abren son los que están bajo su servicio.

Lo que si deben aprender es cómo dar trato a los demás, que en gran parte se lo da cuando uno como persona sabe a quién se dirige, que es factible antes que la otra se dirija hacia usted como si supiera quién es, que en muchos casos no pasa eso, pero con el buen trato que le dé, esa persona pensará dos veces antes de ser agresivo o molesto en su actuar.

Lenguaje corporal: esto lo debe aprender aunque no lo quiera por el hecho que solo así sabrá con quién está tratando, que es parte del conocimiento personal solo por el hecho que puede dar el trato adecuado para alguien que sabe que no hace lo que dice que hace.

Lenguaje no verbal: esto también es recomendable al punto de ser muy importante, ¿Por qué? Por el hecho que solo así puede saber si esa persona es honesta con usted, porque hay casos que sepa de lenguaje corporal y con eso le engaña pero no puede hacer lo mismo con su cara, a menos que esté drogado con un tranquilizante.

Paciencia: si no es paciente puede perder los estribos de su personalidad que no está cimentada, porque un líder sabe cómo tratar a una persona que es intratable para el común de los demás, pero esto lo hace con paciencia ya que si lo es, puede aplicar todo lo que ha aprendido hasta ahora.

Tono de voz: nunca trate de cambiar su voz que ese es el error de muchas personas que aparentan ser líderes, que en un descuido es escuchado con su propia voz, que difiere en mucho a la que usa para los demás en especial para aquellos que están bajo su mando, ¿Qué creen que pasaría? Simple, no le creerán lo que diga por considerarlo falso.

En el caso de que su tono de voz sea muy dando a como de niño, bueno en ese caso si se puede aprender a cambiar el tono de voz porque no es lo mismo un perro grande y feroz que ladre como un chihuahua, que ladre como lo que es, que hasta miedo se siente solo de su tono.

Qué es tener don de mando

La clave para tener don de mando en un líder

Aprenda hablar: esto es que debe aprender a pronunciar bien todas la letras aunque en el caso de la “C, S y Z” no es tan necesario pero si lo puede hacer, sería lo mejor. Esto es solo por el simple hecho que así su mensaje puede ser bien entendido por todos.

Hable con palabras sencillas: esto es que siempre use palabras comunes y no especiales como aquella que usan los profesionales, que por dar a que son diferentes, utilizan palabras rebuscadas del diccionario que para muchos es difícil de entender, como también deben aprender hablar claro sin dar vueltas, que esto también se aprender.

Ahora, ¿Cómo puede aprender hablar sin dar vueltas? Esto es que debe escribir una frase que quiera decir, cuando lo lea debe saber que eso es lo que entiende cualquier persona. Lo puede hacer escribiendo un suceso y cuando lo termine, deje que alguien lo lea y pregunte si entiende lo que quiere que se entienda.

Si alguien le dice que no está claro, es buena señal para que a ese mismo escrito, le quite, cambie o acorte palabras para que sea entendido con lo más corto en el uso de palabras, que es lo mismo que debe hacer cuando hable. Cuando lo aprenda, hable sin dudar que eso es lo que quita credibilidad a una persona que se supone es líder o tiene don de mando.

En conclusión: ¿Se puede aprender la clave para tener don de mando? Claro que sí aunque esto es con lo que se nace pero se puede aprender a ser algo parecido, que con el tiempo esto queda como una actitud que nunca más se quitará, aunque pasen los años.


Si tienes alguna pregunta, has tu consulta por medio de un comentario que será respondido inmediatamente



Suscríbete a mi blog

La clave para tener don de mando was last modified: Septiembre 6th, 2016 by Roberto

Leave a Reply