Ganar más haciendo menos

El que diga que no se puede ganar más haciendo menos, quiere decir que es un trabajador incansable pero, de aquellos que piensan que el trabajo es un esfuerzo y por tal debe ser arduo y cansado.

Ganar más haciendo menos es lo más importante como para obtener una rentabilidad aceptable en una empresa. Lo importante en esto no es el tiempo de trabajo sino los resultados que se obtienen de una acción.Ganar más

En este caso se podría entender como ganancias netas fuera de los gastos esenciales pero, esto debe ser evidente en el caso del tiempo ya que no sirve si tú realizas un trabajo en 8 horas con el sistema tradicional y por tal lo podrías hacer en menos y obtienes la misma cantidad de utilidades.

Ahora, que pasaría si de pronto tú obtienes conocimientos por un medio y que este nuevo aprendizaje te dice que, si trabajas 6 horas obtienes el mismo resultado, ¿No cambiarías de estrategia?

Sería por demás tonto el querer seguir en el mismo proceso, solo por el hecho de que las cosas siempre se han hecho de esa forma. Pienso que todo empresario debe contratar al personal que esté dispuesto a mejorar, buscando siempre los medios más rápidos para el desarrollo de la empresa.

Ahora, ¿Qué pasaría si alguien te dice que la forma en que te desempeñas es totalmente equivocada? Casi todos protestarían enérgicamente porque están convencidos de que lo que hacen es así.

Esta es una forma en la que se forman los cuellos de botellas en la empresa, sin pensar que el problema está en el tiempo de proceso y, que esto lleva más horas de trabajo por algo que se lo puede hacer en menos tiempo.

Esto es práctico, si tú haces algo por dos horas, es lógico que ese es el tiempo que se debe tomar en hacerlo pero, siempre hay una forma mucho más eficaz de ahorrar tiempo. Esto es tan real que toda persona tiene la capacidad, de hacer algo que tiene un proceso determinado, en menos tiempo.

Hace muchos años cuando fui empresario, tenía un grupo de tres mecánicos que siempre le daban mantenimiento a mis máquinas, el tiempo de trabajo era de tres días completos.Por cuestiones de trabajo y porque casi nunca quedaban bien  al 100% que se diga, es que me obligaban a pensar que el trabajo de ellos no era el adecuado, al menos no sabía nada de mecánica pero el tiempo era lo que me molestaba.

Cierto día, pensé “¿Qué pasaría si el trabajo de tres días lo hacían en dos?” Bueno en ese momento solo era un pensamiento y por tal un día le dije al mecánico que hiciera lo posible por bajar el tiempo de trabajo, algo que le pareció una locura.

Lamentablemente para él y en buena hora para mí, decidí observar que era lo que hacían en las máquinas y por qué lo hacían, después de unas cuantas veces, me di cuenta que ese trabajo se lo podía hacer en un día si es que trabajaban en coordinación, lo cual no era así y por eso es que se demoraban mucho tiempo y yo perdía días de trabajo.

Un día tomé la decisión de hacer el mantenimiento y como no tenía oficiales mecánicos, pues utilicé a las empleadas para que me ayuden pero sucedió lo que no previne, ¿Qué era? Pues que yo no era mecánico por lo tanto, no tenía la pericia de ellos y me demoré cuatro días, claro que con la consigna que en la próxima debía hacerlo en tres y lo mejor que no tenía que pagar.

El tiempo pasó y llegó el día indicado, ¡Sorpresa! El trabajo se hizo en día y medio y no faltaba nada que hacer porque se hacía todo lo que veía que hacían pero, con la diferencia que siempre encontraba como acortar los pasos y que den el mismo resultado.

Recuerden que el chiste en esto es ganar más haciendo menos, con el tiempo ya se lo hacía en medio día, ¿Cuál era el secreto de acortar los pasos? Lo más simple, como se trabajaba en cadena para la confesiones de ropa interior, lo que hice fue hacer el trabajo de mantenimiento en cadena.

Es decir, dos personas desmontaban los cabezotes, dos destapaban el motor, una persona destapaba el cabezote y atrás de él iba yo haciendo los ajustes necesario incluida la limpieza y así cada máquina era tocada como por diez personas, por lo tanto.

Cada máquina salía como nueva en menos de 15 minutos es decir, cada 15 estaba una lista para trabajar, lo que no era así con los mecánicos que se inventaban un sin fin de razones y como yo no sabía nada, pues les creía todo.

De ahí para adelante nada que ver con los mecánicos porque de pasó, aprendí a calibrar que era lo que más se tenía que tener conocimientos porque con un pequeño error, se podía romper alguna pieza importante.

Con esto se comprueba que si tú cambias el proceso puedes ahorrar tiempo valioso que se puede transformar en ganancias, algo que todos quieren pero no saben como hacer. La gran mayoría siempre hacen lo que todos hacen, sin protestar y si alguien le pregunta ¿Por qué lo hacen así? La respuesta más lógica para ellos es “Es que así lo hacen todos por aquí” en este caso nadie se preocupa en ver la forma más rápida de hacerlo. Recuerden, ganar más haciendo menos.


Si tienes alguna pregunta, has tu consulta por medio de un comentario que será respondido inmediatamente



Suscríbete a mi blog

Ganar más haciendo menos was last modified: Diciembre 13th, 2016 by Roberto

No Responses

Leave a Reply