El Empresario Cuida Sus Palabras Y Sus Acciones

Es de suma importancia cuando el empresario cuida sus palabras y sus acciones, esto es que de nada le sirve hablar sin tener la más mínima intención de hacer lo que dijo. El tener palabra es tener un nombre y eso es lo que hace valioso al hombre.

Cuida tus palabrasAntiguamente el ser un hombre significaba ser noble, correcto, responsable al punto que si daba su palabra no necesitaba dar la mano como acto de pacto, simplemente lo decía y punto, todos sabían que la palabra de este señor era ley.

En un tiempo llegó al punto de seriedad que bastaba que alguien diga, “Es palabra de Don Roberto de Alcurnia” eso era todo, nadie protestaba. Había casos en que alguien se tomaba el nombre de un caballero y de igual era aceptado como válido pero si no había dado permiso, eso era sancionado.

El punto de respetar su nombre era que si alguien dio el nombre de un caballero, este cumplía con lo ofrecido pero si se descubría el engaño, todo era devuelto y por voluntad del beneficiado. Esto fue cambiando con el tiempo y justamente por los engaños.

En este caso el caballero tenía que estar presente aunque no sea él el que ponga su nombre en prenda, pero de todas maneras llegaba a pasar algo raro y así se iba regulando los compromisos. Esto ocasionó que en un tiempo se empezó a ser costumbre de que el hombre tenía que dar la mano como pacto.

En el momento que alguien extendía su mano y era apretada por el contrario, estaba aceptando los términos de aquel sello de honor porque ya no era suficiente el dar su nombre. Pero de igual los tiempos han cambiado y aparecieron los abogados.

Con estos personajes que están para aconsejar a sus clientes y hacer que el buen nombre sea respetado, se inventaron los pactos escritos. Con esto se dio un vuelco a la honorabilidad en lo que se refiere a la palabra de un hombre.

Esto se hizo más evidente en los negocios empresariales y por tal, todo empresario es como un soberano en su empresa en la cual no necesita que su palabra sea escrita, peor sea firmada a menos claro que sea un contrato de negocios o cualquier cosa que tenga que ver con gente fuera de sus dominios.

¿El empresario es un soberano?

Como lo quieran ver y desde cualquier punto, el empresario y todo aquel que tenga autoridad sea dentro de sus dominios pasa a ser un soberano, las únicas leyes que rigen ahí son las que él las dicta. Los abogados solo están para cuestiones ajenas de su entorno.

Ahora, así mismo como es soberano debe tener palabra como tal, esto es que su palabra es ley pero también él las debe cumplir y así mismo, debe velar que se cumplan como él las dijo. Aquel soberano que no comprueba sus leyes solo es palabras y nada más.

A esto se debe que en empresas que inician muy bien y marchan así, de un momento a otro empiezan los problemas en especial con subordinados, que no cumplen con lo establecido por el empresario pero esto tiene una razón.

Esta razón es porque el mismo empresario no está presente en sus propias leyes, ¿De qué forma? Pues que debe regirse a lo establecido pero no lo hace. El personal al ver que el mismo líder no da ejemplos de lo que quiere aplicar, toma sus propias acciones.

Es verdad que el empresario es el dueño y señor de todo y hasta en lo posible puede hacer lo que le venga en gana, pero esto es un arma de doble filo y por lo general, él mismo termina cortándose. En este caso, debe tener respeto por sus palabras y estás tomarán sus propias acciones.

Lo único que conseguirá será que su empresa funcione como debe ser, más porque podrá aplicar sus reglamentos sin que nadie las pueda cuestionar y peor que se opongan, aunque siempre habrá alguien que lo quiera hacer, pues es ahí cuando el empresario cuida sus palabras y sus acciones por la cual podrá aplicar el peso de la misma.


Si tienes alguna pregunta, has tu consulta por medio de un comentario que será respondido inmediatamente



Suscríbete a mi blog

El Empresario Cuida Sus Palabras Y Sus Acciones was last modified: Diciembre 2nd, 2016 by Roberto

No Responses

Leave a Reply