El Cliente Mal Atendido Tiene Emociones

Tarde o temprano todas las personas  llegamos a ser un comprador, que es lo mismo que ser un cliente. En cierto modo ser alguien que quiera o no va a depender de un vendedor, porque si quiere algo porque necesita, acude a un lugar de ventas.

Un mal vendedorAhora, ¿Han escuchado alguna vez el cliente mal atendido tiene emociones? Y desde luego que no son emociones buenas que se digan, porque siempre terminan siendo negativas. Estas reacciones no son porque al cliente le dio la gana, son por malos tratos de parte del vendedor.

Nadie tiene la culpa en especial los compradores de un establecimiento, del mal humor de un empleado que al no poder resolver sus problemas, piensa que todos los que se le acercan tienen algo que ver con lo que le pasa. Esto no es admisible para una empresa que vive de las ventas.

Ahora para no pasar de inconsecuente e indolente, se sabe que todos tenemos nuestros lados malos en la vida, pero eso no dice que debemos buscar culpables en la gente que nos hace ganar dinero. Esta actitud suele pasar porque no podemos analizar nuestras emociones.

Esto es que antes de salir a trabajar, debemos pensar muy bien hacia dónde vamos y cual es nuestro objetivo del día. Al no tomar medidas necesarias, lo único que se hace es pensar en lo que nos molesta y salimos a la calle con ese pensamiento.

En nuestro camino no nos detenemos a meditar el asunto y de por qué lo mantenemos en nuestra mente, por esto es que lo llevamos presente a nuestro lugar de trabajo, que como resultados lo que obtenemos es que casi nadie quiere acercarse y los que lo hacen se llevan un mal trato.

¿Qué se debe hacer en este caso?

Primero hay que ser muy sinceros consigo mismo y en la mañana cuando se levanta de la cama, se prepara para salir pero antes de eso debe hacerse la pregunta, ¿Cómo me siento en este momento? La respuesta debe ser muy consciente de sus sentimientos, no se vale, “Parece que bien”.

El “parece que bien” no sirve porque no es consciente de sus propios sentimientos, debe hacerse un pequeño examen interior y si tiene algo de molestia, ya sea porque su pareja le hizo pasar un mal rato, posiblemente sus hijos se portaron mal, o cualquier cosa.

Una vez identificado el problema antes de salir, se debe respirar muy profundo y exhalar con fuerza para que su interior se descomprima, esto es porque en el momento en que alguien se pone contrariado, por algo que lo molesta, su mente empieza a trabajar haciendo que su cuerpo se contraiga por intermedio de sus músculos.

Mientras más estresado esté más comprimido estará y lo malo de esto, es que son pocos los que se dan cuenta. Siempre debe hacer este paso antes de salir, una vez que lo haga, debe pensar que a la gente que va atender son aquellos que hacen que usted y su familia coman todos los días y no solo eso.

Una vez que ha creado la idea de lo que hacen los clientes por usted, ¿Es mala idea el llevar una mala cara al trabajo sabiendo que así no podrá tener buenas ventas? Desde luego que si, por esto en el camino hacia su empleo vea que es el mejor lugar al que llegará, imagínelo bien porque debe sentir que está bien.

El cliente mal atendido tiene emociones negativas cuando es maltratado, ¿Cree que regresará para que lo atienda bien en otra ocasión? Lo dudo mucho, por lo general cuando se va de un lugar lo hace puteando, con mirada resentida y ganas de desquitarse, por eso el vendedor debe ser la persona más amable del mundo, sonría que la vida es bella.


Si tienes alguna pregunta, has tu consulta por medio de un comentario que será respondido inmediatamente



Suscríbete a mi blog

El Cliente Mal Atendido Tiene Emociones was last modified: Diciembre 2nd, 2016 by Roberto

Leave a Reply