El autoengaño comercial

El autoengaño comercial es un mal en el que caen algunos empresarios al creer que están haciendo lo mejor, esto sucede por algunos factores entre los cuales sobre salen los malos empleados, una mala actitud empresarial y la circunstancias por la cual se dejan llevar.

Hay casos especiales en la que solo entran los directivos de la empresa ya que ellos son los que toman las decisiones, por esto el autoengaño comercial se torna peligroso. Ahora, ¿Qué es un autoengaño comercial? Para esto es mejor una respuesta sencilla y que mejor un ejemplo vivido.

Sin engañoUn autoengaño comercial es cuando tú tienes una idea en mente que te llega a gustar y por esto la pones en práctica, todo va bien inclusive se ve muy bien todo lo relacionado con el proyecto. Tú como empresario te pone feliz de ver que tú idea ya está plasmada.

Todo sigue su curso como se espera pero de pronto todos se dan cuenta de que la idea no fue una gran idea, ¿Por qué? Bien, esto sucede cuando la utilidad que espera como servicio no es eficiente y por tal, no genera la utilidad monetaria que se esperaba.

Desde ese momento se clasifica que el producto del cual salió de una idea del empresario, el cual tomó su decisión no sirve a nivel comercial pero sucede algo que es inusual, el empresario no acepta ese dictamen y exige que se trabaje en un mejor lanzamiento.

Esto demuestra que el empresario no está en la capacidad de aceptar que se ha equivocado (Ego) por esto, exige que se continúe y el resultado de todo esto es que es un rotundo fracaso. Esto no queda ahí porque sigue pensando que es una gran idea, de esta forma se autoengaña.

Ahora, en mis tiempos de fabricante de ropa interior, tuve algunas caídas justamente por dejarme autoengañarme con ideas que no estaban en mi ruta de crecimiento. Esto es nefasto para un empresario porque no sabe en dónde se mete, desde luego que confía en quién se lo dice.

Mi linea era de ropa interior de hombres incluidas la de niño y ahí estaba muy bien y sin problemas de producción, todo cambió a raíz de que al jefe de ventas se le ocurrió que necesitábamos variar la linea, esto era incluir ropa femenina y no niego que la idea era muy buena.

El caso es que acepté la gran idea pero como manejo muy bien los cálculos y antes de llegar a una producción masiva, hice pruebas con costos y rentabilidad, el resultado de esto era que ¡Es una gran inversión por sus ganancias! Pero no era como se lo planteó al comienzo.

Esto tenía una diferencia en relación con la forma en que se producía los calzoncillos, para los hombres era un solo modelo y ya está, para las mujeres era todo lo contrario y eso no había calculado, ¿Qué era? Que una mujer es vanidosa y no se conforma con un solo modelo.

Por esto la inversión se multiplicó por 10 incluso podía llegar a 20 y aunque me daba cuenta, del riesgo de que un modelo quede fuera por no gustar, me dejé convencer de mi jefe de vendedores y la producción empezó. Esto generó una expectativa de buenos resultados.

Un buen resultado si tuvo solo que no lo que se esperaba, el primer modelo lanzado se vendió pero al querer seguir con los pedidos, los compradores exigían más modelos y más cada día y ahí recién nos dimos cuenta de que era mucha inversión y no había presupuesto para ello.

El problema se generó al recibir reclamos por los clientes mayoristas de calzoncillos, reclamaban porque sus pedidos no les llegaba. Esto si era un gran problema ya que no cumplíamos con unos y peor con otros pero yo estaba ciego en querer seguir con la linea de mujeres.

El autoengaño comercial se me generó porque para mí si era muy rentable pero no quería ver que para que se cumpla todo, debía tener una infraestructura muy compleja, costosa y yo, dale con lo mismo hasta que por fin se llegó al colmo, nadie hacía pedidos porque no tenía surtido.

La pérdida fue grande de lado y lado o sea, en ropa de hombres y mujeres. Para poder recuperarme pasó un buen tiempo y más porque los clientes estaban resentidos, ellos pensaban que eran menospreciados como clientes, con esto, ¿Creen que vale la pena dejarse llevar por el autoengaño comercial? No lo creo.


Si tienes alguna pregunta, has tu consulta por medio de un comentario que será respondido inmediatamente



Suscríbete a mi blog

El autoengaño comercial was last modified: Diciembre 2nd, 2016 by Roberto

No Responses

Leave a Reply