¿Comprarías Lo Que Vendes?

Nunca me había puesto a pensar si es bueno ponerse en el puesto de un cliente, pues eso mismo me preguntó un amigo una vez que le dije que las ventas habían bajado. En realidad las ventas no bajan y peor así porque si, lo que pasa con las ventas es que hay una mala labor.

Compro y vendoEsto quiere decir que el trabajo que se efectúa no es el correcto, por eso el resultado. Lo que mi amigo me preguntó y que de ahí el comentario fue, ¿Comprarías lo que vendes? Esa si que fue una buena pregunta porque me puso a pensar.

Primero pensé en si mí empresa es la adecuada para elaborar el producto, cuando el resultado fue que si lo es ya que contaba con todo lo necesario para la producción. Después pensé en que si las personas que estaban trabajando en ese momento era el idóneo, sí lo era.

Con esto llegué a pensar que tal vez era el lugar de trabajo, entonces llamé a una empleada y le pregunté, ¿Cómo se siente trabajando en este lugar? Desde luego que la respuesta fue afirmativa posiblemente por algún temor, pero vi en su cara que todo era normal.

De ahí comprobando que todo estaba bien, pensé en mi producto que a la final tenía algo de malo, y por más que revisé una prenda cogida al azar, no encontré nada de malo es más mi producto tenía una media de 5 años y hasta podía llegar a más, entonces era muy bueno.

En conclusión, las ventas no estaban en alta porque el producto sea malo, el personal adecuado, el lugar funcional y de paso mi dirección, ¿Estaba bien? Era algo que no había contado, mi dirección con la empresa era la que fallaba y no me había dado cuenta.

Con esto que me vino rápido a mi cabeza, saltó el sistema de alarma de mi interior y me puse a investigar el trabajo de los vendedores, era de suponer ya que todo estaba bien al menos en la planta sí. Me reuní con los vendedores que en ese tiempo tuve cuatro.

Cada uno exponía su punto de las posibles bajadas de ventas, se cumplía con las visitas a los clientes como se debía, desde luego que hay una regla de no hacer amistad con ellos y esto es por muchas razones. Algo que me dijo dos de ellos era que tenía relación a la presentación.

Los otros dos decían sobre el tiempo de cobro pero eso era lo de menos, ¿Por qué? Porque había una cartera de clientes muy extensa y el único problema, es que dejaron de pedir ahora si todos piden en el momento, no se podía cumplir por tiempo y gente de trabajo.

Le tomé atención a la presentación y supuse que tal vez la caja de cartón de tres unidades, podía parecer costoso al producto. Con esto decidí lanzar una presentación de fundas de un material de polivinílico, esto sumado a una etiqueta adhesiva.

Los vendedores salieron hacer su labor de ventas y esperé los resultados al final del día, cuando llegaron cada uno más cansado que el anterior pero con una sonrisa de oreja a oreja.  Las ventas se dispararon para arriba al extremo que no había tiempo para atender todos los pedidos.

Con esto recordé la pregunta que me hizo mi amigo, ¿Comprarías lo que vendes? Entonces no lo dudé y me respondí que sí lo haría porque sé lo que fabrico, mas que todo estoy consciente que todo lo que se usa es de primera calidad, incluyendo al personal.

Para eso hay que ser muy conscientes de lo que se hace, no se puede ir a la ligera y porque el producto está en venta se debe vender, no es así, hay momentos que un cliente no está en su punto y pone cualquier pretexto, para no hacer un pedido, pero esto sucede cuando hay algo que no está bien. Piénselo.


Si tienes alguna pregunta, has tu consulta por medio de un comentario que será respondido inmediatamente



Suscríbete a mi blog

¿Comprarías Lo Que Vendes? was last modified: Diciembre 2nd, 2016 by Roberto

No Responses

Leave a Reply