Cómo vender un producto de imposible salida

Muchas veces para algunas personas la vida es como se la presentaron, esto es igual de difícil como la tiene el que se la presentó, por esto es que llegan a pensar que hay cosas que son imposibles de lograr y más, cuando quieren ganar dinero con las ventas pero de pronto, le salen con algo que para ellos es muy difícil de vender.

Esto hace que desde ya piensan que será lo peor que les pase en su trabajo, por lo tanto, es bueno hacer la pregunta que al menos en estos casos sería necesario, por esto ¿Cómo vender un producto de imposible salida? No hay que dudar que hay personas que nacen con talentos u otro sin ellos pero eso no quiere decir que no se pueda aprender.

vender producto imposible

Cómo vender un producto de imposible salida

Hay una pequeña anécdota sobre mi vida cuando fui empresario, al menos en ese tiempo recién empezaba. Esto es que un día llegó un señor a pedir trabajo de vendedor que desde que lo vi parado, pensé que él puede ser cualquier cosa menos vendedor pero… me equivoqué.

Este señor es tan buen vendedor que tuve que despedirlo, ahora ¿Cómo puede ser posible si ese es el sueño de todo empresario? Sí, es verdad lo que dicen pero este señor era tan bueno que no podía abastecer las entregas y él que seguía vendiendo, por lo tanto para no quedar mal le dije “hasta aquí no más”.

Este vendedor vendía todo lo que le ponían en frente aunque cuando desconocía lo que era, pensaba y hacía preguntas sobre lo que era que después terminaba por decir, “creo que si se puede vender pero ¿A quién?”, con esa frase dicha salía y si en el primer día no lograba la venta se extrañaba.

El punto es que el decía: “todo tiene precio y si es así se puede vender”, el punto es que salía y regresaba con una lista de clientes nuevos, al menos de lo que recuerdo es que tiene un record de ventas en letreros luminosos, el cual lo hizo en menos de dos semanas vendió cien unidades de todas las medidas.

La verdad que cuando lo conocí fue cuando fue despedido de otra empresa de un amigo, y lo votó por la misma razón, vende demasiado y no da oportunidad de ponerse al día con las entregas. Ahora me lo pasó a mí porque pensó que nunca ha vendido uniformes de trabajo, por eso se demorará más tiempo en hacerlo, algo que fue erróneo.

Este señor tenía un gran problema, era mujeriego y tenía mujeres por todos lados y cada una lo tenía demandado, por eso la desesperación de vender más para que su paga sea buena puesto que esta clase de vendedor, siempre trabajan por una comisión por ventas y eso es bueno al menos para el empresario.

¿Todo se puede vender?

Si eso es verdad porque he visto como hasta han vendido piedras que cualquier persona las puede encontrar votadas y nadie le daría un valor, pero hay personas que al no tener dinero para invertir, se las ingenian para lo que sea al extremo que cogen piedras y las venden, ¿No lo creen? Pues aquí en la ciudad en que vivo, se puede vender de todo.

Muchos decían que estaba loco al querer vender piedras pero este señor no hizo caso, simplemente se fue a un río y cogió las que le pareció las mejores, las secó y luego con pintura blanca las pintó en su totalidad, luego se paró en una calle de una ciudadela que en ese tiempo era considerada de lujo, puso un letrero así: “Piedras para jardín con estilo”.

Es de suponer que para esa gente fue una novedad ver que al poner esas piedras su jardín se veía de una forma elegante, que paso al pasar ocupada y no tienen el tiempo como para ponerse a pintar las piedras, peor ir a recogerlas en un río que no se ve por aquí, ¿Qué creen que pasó?

Las vendió todas las que tenía al punto que se hizo como una  especie de moda o estilo entre ellos y cada quién, adornaba su jardín con piedras que este señor vendía. Desde luego que esto fue hace muchos años pero, esto fue un gran negocio que de ahí aparecieron otros que lo imitaron por lo que hizo que se retire del negocio.

Otro señor que al no tener trabajo ni dinero para invertir, pensó en una forma de ganar su dinero de una manera que nadie se imaginó, al menos ni siquiera por una torpeza. En esos tiempos salió a la venta una gaseosa personal que apenas costaba 0.25 centavos de dólar.

Todos la compraban al menos la gente que trabaja en la calle si lo hace puesto que es cansado trabajar caminando por ahí y por allá. Cierto día, este señor me hace la pregunta, ¿Usted si compraría un vaso de cola? Algo que me extrañó y este señor continúa: “pienso que es más barato pagar 0.10 centavos que 0.25”.

El plan que creó fue que era muy posible que las personas podían quedarse tranquilas con solo un vaso de cola, que tomarse toda la botella, aunque está sea personal, entonces compró una botella de las más grandes y salió aventurarse a vender algo que nadie lo había hecho.

Esto le hizo ganar buen dinero aunque fue blanco de bromas pesadas porque estaba haciendo algo que nadie se atrevió hacer, por lo tanto, cuando la gente se dio cuenta que era buen negocio, lo empezaron a respetar y con eso, al igual que las piedras, hubo gente que empezó hacer lo mismo al comprobar que las ganancias era de más de 20 dólares diarios.

¿Cómo vender un producto de imposible salida?

Con lo que está escrito queda sentado que todo se puede vender pero no es tan fácil aunque así lo haga ver, puesto que no se trata de tener el producto y listo que venga el comprador, no es así, puesto que al igual que el que vendía piedras y las vendía, como así el que vendía letreros y después uniformes y lo mismo que el que vendió una necesidad como la sed.

Todos tienen algo en común y esto es que nunca penaron en que no se puede vender, además, lo que tenían en mente era ¿Cómo hacerlo? Qué no es lo mismo que decir: “es imposible vender”. Tomen en cuenta que todos ellos usan la necesidad que tiene la persona, aunque no sea creada de algo inexistente como hace la vanidad.

Esto quiere decir que el querer tener un jardín bonito, es algo que ya lo pensaron pero no como se podría hacer que es ahí cuando entra el “producto imposible que salga”, por esto es que al hacerles ver cómo quedaría el jardín con caminos bordeados con piedras blancas, fue el éxito para el que pensó en vender piedras de río.

Vender un producto de difícl salida

Cómo vender un producto de imposible venta

En este caso fue lo mismo con el vaso de cola o los uniformes, por esto el plan para poder vender un producto de imposible salida, se debe tener en mente las posibilidades que el futuro cliente tendría para ese producto. Ahora si no lo ven así, piensen en las preguntas que ustedes se harían si alguien les quiere vender lo que para ustedes como vendedores, es imposible hacerlo.

Ahora si se preguntan, ¿Para qué me sirve hacerme las preguntas? Es simple ya que así se hicieron las ventas de algo que se pensó que no se podría, piense que de cada pregunta el vendedor sacará las razones de por qué alguien lo podría comprar, ¿Por qué? Por el hecho que lo imposible solo está en la cabeza del que piensa que no se puede.

En conclusión: ¿Cómo vender un producto de imposible salida? Para que lo pueda hacer debe encontrar por qué lo compraría usted como cliente, piense en una necesidad que pueda tener lo que quiere vender, esto me hace acordar sobre las empanadas que vende un joven mexicano, que dice que tiene empanadas de tiburón dietético.

Ahora, ¿Se dan cuenta en dónde está la necesidad? Observen que a pesar que suena algo ridículo pero, tiene un tinte cómico y a la vez la necesidad de no engordar que por eso lleva la palabra “dietético”.  Todo está en la forma en que quiere salir de algo que cree que no puede, cambie su pensar para empezar.


Si tienes alguna pregunta, has tu consulta por medio de un comentario que será respondido inmediatamente



Suscríbete a mi blog

Cómo vender un producto de imposible salida was last modified: Octubre 30th, 2016 by Roberto

2 Comments

  1. Fabiola Quiñones 30 Octubre, 2016
    • Roberto 30 Octubre, 2016

Leave a Reply